martes, 19 de septiembre de 2017

Viaje a Ecuador 2017. 5- Conociendo la playa en Ecuador: Puerto López.

Después de 10 horas de viaje en la noche(yo dormí bastante la verdad) llegamos antes de las 6 de la mañana a la terminal terrestre de Puerto López. Se veía bastante vegetación y no hacía mucho calor, incluso había un poco de garua.
Mapa de trayecto de Quito a Puerto López / recogido del google maps 
Terminal terrestre de Puerto López.
Pillamos un taxi colectivo con dos turistas europeos y nos llevo al hotel Ancora, que había reservado por Internet. Nada más llegar vimos que el hotel estaba cerrado, y llamando al número que había en la puerta, unas 4 o 5 veces logramos que nos atendiesen. Pero nos dio la mala noticia que no tendrían habitación hasta las 12 del medio día que era el Check In. Así que tuvimos que dejar las mochilas y fuimos a pasear por el Malecón.
El Malecón de Puerto López es la única parte asfaltada del pueblo, y a esas horas estaba vacío. Llegando a la zona de venta de pescados, vimos que allí si que había algo de actividad y tomamos algo de desayuno.
En el caso de Ery un sudado de pescado que le encanto(yo me comí un yogurt, que desayunar salado no me acabo de acostumbrar). Después fuimos a dar una vueltita para hacer tiempo y preguntar un poco por las excursiones que había en la zona. Volvimos al hotel a ver si había suerte con la habitación y nos comentaron que había una libre pero no tenia vistas a la piscina, pero estábamos tan cansados que aceptamos.
Malecón Puerto López
Pescadores 
Nos tomamos un café en la zona de la piscina y conocí al dueño del Hotel, un catalán afincado en Ecuador hace 4 años que decidió apostar por crear el Hotel Ancora y también un sevillano que se quejaba de que solo se han ejecutado 9 millones de dolares de los 60 que tenía el proyecto completo de remodelar Puerto López y que los espacios que ha comprado no le dan el rendimiento que quería. Y en general, los mismos problemas que casi todos los españoles que estaban establecidos en la sociedad pre-crisis en España suelen tener al llegar a sociedades con desarrollos distintos. 
Después de que la habitación estuviese lista fuimos a dormir una siesta del carnero bien merecida.
Hotel Ancora/ recogido por booking.com
Después de eso fui a sacar dinero en efectivo, puesto que en Puerto López no había forma de pagar nada con tarjeta y comimos muy bien(por unos 13 dolares por persona) en un restaurante del paseo marítimo. Ery se comió unos espaguetis con pulpo increíbles y yo un pescado al ajillo, incluyendo un ceviche(algo cocido, distinto al de Perú pero rico) para compartir y su chela Presidente para acompañar. Mi idea era ir a Montañitas(a una hora de distancia) a cenar por allí, pero me comentaron que los buses dejan de funcionar sobre las 6 de la tarde y que solo hay taxis que cobran 20 dolares para volver. Por lo que decidimos quedarnos por allí y contratar los tours. 
Ceviche Ecuatoriano
Justo estábamos en época de poder ver a las ballenas jorobadas y pillamos un tour que costo 36 dolares a los dos, de unas 3 horas que incluía la visión de ballenas y un rato de Snorkel para la tarde del día siguiente porque en la mañana queríamos ir a la Playa de los frailes, que nos habían recomendado mucho.
Pagado el tour, y antes de las 18:30 que no dejaban bañarse en la piscina, pese a que no hacia muchísimo calor, la usamos un rato quedándonos leyendo hasta la noche que nos tomamos unos cocktails y fuimos a un restaurante que tenían pizzas artesanales(una a 12 dolares, no estaba mal) en un ambiente acogedor. Acabando la noche comiéndonos un helado y yendo al hotel a dormir. 


Piscina del hotel
Pizzas artesanales "Nantu" / recogido por tripadvisor
Noche en Pueto lópez
Noche en Puerto López
Al día siguiente nos despertamos a desayunar y aunque seguía sin haber sol, nos fuimos a la playa de los frailes, que esta dentro del Parque nacional Machalilla. Para llegar hay que ir al terminal terrestre y pillar cualquier bus que vaya por esa zona, que por un dolar entre los dos, te deja en la entrada del parque natural. 

En la entrada hay un control para las personas que ingresan y pillamos una moto que nos llevase a la playa, puesto que debían ser unos 20 minutos andando, y nosotros, para variar, íbamos justos de tiempo. Aún así decidimos animarnos para hacer la excursión al parque, por una senda que lo cruzaba desde las zonas de la playa. 
Para llegar a la playa los Frailes, es necesario tomar el bus que pasa por la ruta del spondilus
Entrada hacía la playa los Frailes / recogida por la pag. aventureros contra reloj
Al ingresar  es necesario registrarse 
Camino hacia la playa los Frailes
Si visitas esta playa encontrarás letreros donde te indican no tocar cierto tipo de plantas, ya que son peligrosas
Pese al frió no dudamos en meternos al mar
La playa es preciosa, además no había casi gente, y pudimos estar un rato metiéndonos en el pacífico, pese a que el sol seguía sin aparecer y no estaríamos a mas de 25 grados. De allí empezamos la ruta del parque, que primero te lleva a un mirador donde puedes ver no solo la playa de los frailes en su esplendor sino también la vecina de las tortugas y por supuesto el océano pacifico. Cruzando la susodicha playa iniciamos una subida por la senda, que debió ser unos 800 metros, pero bastante exigentes, llegando a estar rodeados de vegetación durante todo el camino, aunque algo seca en casi todo el trayecto. Mención a parte a los cientos de lagartitos que íbamos espantando mientras andábamos. Al final, después de una hora y media de caminata, volvimos a la zona de la carretera pillando un bus que nos dejaba en Puerto López a la hora perfecta para poder comer algo antes del tour de las ballenas.

Playa Los Frailes muy bien cuidada

Playa Los Frailes
Para llegar al mirador, es necesario hacer una caminata de 15 min., es fácil de llegar aquí ya que se encuentra señalizado.
Vista desde el mirador
Vista del mirador

Fin de toda la camina después de muchas horas.
Volvimos a comer en el mismo restaurante del día anterior, porque estaba muy cerca del tour y Ery esta vez comió lo que había comido yo y yo me decante por un pescado con salsa de maní(cacahuete) con mariscos por encima que estaba bastante rica. 
Acabando de comer fuimos al muelle a iniciar el tour de las ballenas, en el cual íbamos personas de varios lugares(franceses, Italianos, Ecuatorianos) e iniciamos el viaje en un Bote mas o menos grande.
Estuvimos buscando ballenas durante mas de 3 horas, logrando algún avistamiento interesante, aunque la más cercana que vimos fue una baby ballena practicando. En un momento, nos dieron la posibilidad de subir a la zona del capitán, para ver mejor las ballenas y disfrutar del viento en la cara. Hubo mas o menos un cuarto de los integrantes del tour que lo pasaron fatal, vomitando varias veces, mención a un padre de familia con una esposa muy activa que quedo KO en todo el viaje, incluso dejando un poco descuidado a su hijo pequeño. 
Al final, aunque ya estaba muy oscuro, nos dejaron hacer un poco de Snorkel, pudiendo ver algunos peces(yo solo porque al poco se pusieron a saltar y ya no quedaban peces, aunque después salte yo :D) y disfrutando de bañarse en medio del mar. Ery se metió aunque paso mucho miedo, aún siendo que contaba con el chaleco salva vidas. Acabando el tour, no en 3 horas como pensábamos sino en 4 y media. 
El puerto, aquí coges un bote para observar a las ballenas 
Foto del paisaje
En el bote

Temporada de ballenas jorobabas
Bebe  ballena jorobada 
Javi haciendo snorkel
Snorkel
Finalizado el tour, nos fuimos al hotel y pensamos en dormir un ratito antes de cenar... pero sorpresivamente cuando abrimos los ojos eran las doce de la noche. Yo me preocupe un poco porque en esa playa a las 11 de la noche cierran todo, pero por suerte había un señor que venida hamburguesas y pude comprar 2 para comer algo antes de dormir

Fin de Puerto López





lunes, 4 de septiembre de 2017

Viaje a Ecuador 2017. 4- La estancia en Quito parte 3. Viendo Quito desde las alturas.

El tercer día fuimos a desayunar a una panadería/cafetería, después de haber dejado todas nuestras cosas empacadas y hacer el Check out, en donde Ery volvió a beber su amado jugo de mora. De allí fuimos en taxi al Teleférico de Quito o TelesfériQo que se encuentra en el parque de atracciones de la capital ecuatorial. El costo por persona es de 8 $ y te permite subir a unos 800 metros de altura en unos 15 minutos. 
Son cabinas cerradas totalmente cristalizadas que deja unas vistas preciosas de la montaña y, por supuesto, de la ciudad. Una vez arriba, hacia bastante viento y, como siempre, estábamos un poco mal de tiempo. Por lo que subimos un poco hacia el volcán de Pichincha para hacernos unas preciosas fotos con el magnífico paisaje.
Subida de la cabina
Camino  al mirador de los Volcanes
Vista desde el mirador de los volcanes
Bajando nos dimos cuenta que por 4 $ vendían unas pequeñas cometas artesanales y no nos pudimos resistir a comprar una y hacerlas volar, o intentarlo, durante un rato.
Tratando de volar la cometa

Volando la cometa de colores

Después de un rato, bajamos del con el teleférico, con las preciosas vistas y llegando a Quito donde hacia mejor temperatura(entre el viento y la altura hacia fresco).
De allí nos acercamos al centro a comer algo y aconsejados por el Tripadvisor, comimos en una cafetería que hay en la plaza central de Quito, no antes de ser molestados por varios niños que querían limpiar nuestros zapatos de forma insistente. La cafetería Fabiolita es un pequeño negocio, con buenos precios, unos 3 $ el plato, que estaban ricos pero eran muy escasos y solo tiene seco de cordero con arroz amarillo y Mote con chicharrón de cerdo,(que es lo que comimos), ademas de sanwichs. Allí también probamos varios postres pequeñitos típicos de allí.


                                
                               "La Cafetería de Fabiolita"

















Postres típicos 
Mientras esperábamos la comida, vino un hippy que nos hizo un "casamiento" alternativo con unas pulseritas, así que podríamos considerar el viaje como una luna de miel  XD.
Cuando acabamos decidimos buscar un sitio para comer un helado de mora por el centro y encontramos a una señora que los vendía a por la calle.
Ya nos quedaban pocas horas en la capital, puesto que a eso de las 8:45 salia nuestro bus a Puerto López por lo que fuimos rápidamente a visitar la Casa Museo del artista Oswaldo Guayasamín, pintor y escultor ecuatoriano bastante famoso internacionalmente.

Allí quedamos con Ari, que como historiadora del arte, ya lo conocía. La casa se encuentra a las afueras de Quito en un barrio humilde pero cerca de barrios muy ricos,tiene una vista increíble de la ciudad y la casa es una maravilla.

vista de la casa museo
Museo Casa "Oswaldo Guayasamín"
Escultura / Casa Museo Oswaldo Guayasamín 
La entrada  para extranjeros cuesta 8 $ y te da derecho a visitas guiadas a la casa-museo y al museo que llamo la "Capilla del Hombre" donde tiene la mayoría de sus grandes obras. Sin duda es una visita obligada en Quito, donde ves la capacidad del artista y sus filias.
Incluso llegamos a comprar una pequeña representación de un cuadro del señor, que estamos esperando a enmarcar.

Cuadro del artista
Acuarelas del artista 
Frase delntro del museo
Acabado la visita, nos fuimos a tomar un cafecito a un lugar muy bonito, aunque caro, cerca del alojamiento para despedirnos de Ari llamado Hansel y Gretel.
De allí recogimos nuestras cosas en la Casona de Mario y con un taxi nos fuimos a la estación de bus, allí compre varios bocadillos y empanadas para comer en el bus, pero a la subida, me los requisaron... quedándome preocupado por la cena, pero más adelante por suerte me los devolvieron y pude comer algo antes de caer dormido en el bus camino a la costa del pacífico.
Cafetería "Hansel y Gretel" (recogida de mall el jardín)



 

viernes, 1 de septiembre de 2017

Viaje a Ecuador 2017. 3- La estancia en Quito parte 2. La laguna de Quilotoa.

Nos despertamos un poco más tarde de lo adecuado para lo que queríamos hacer, nos cambiamos y nos fuimos a desayunar. Desayunamos en una cervecería artesanal que adecuaba un lugar para ello, aunque seguía oliendo a cerveza.

Desayuno de la cervecería artesanal
De allí pillamos un uber que nos llevó a la estación de autobuses del sur de la capital ecuatoriana. La cual está a casi una hora en taxi(7 $). Llegamos a la estación y compre de paso los billetes para ir a Puerto López para el día siguiente.
Para ir a la Laguna de Quilotoa tienes que ir a la Provincia de Cotopaxi, exactamente a su capital  Latacunga. Para esta ciudad hay buses cada 20 minutos, que cuestan 2.5 $ y es un viaje de una hora y media a dos, dependiendo del tráfico. En la estación compramos algunas provisiones como pipas, patatas chips... las cuales estaban casi al triple de lo que deberían costar.
Paisaje de Camino a Latacunga
Paisaje de camino a Latacunga
De camino a Quilotoa

Una vez llegados a Latacunga, compramos el billete de bus a Quilotoa, los buses salen hasta las 16:30 pero vuelven solo hasta las 17:10 horas, por lo que hay que tener en cuenta ese punto. Nosotros salimos como a la 1 del medio día y, al ser el viaje de casi 2 horas, llegamos a las 15 horas. Esto nos dejaba muy poco tiempo para estar allí si queríamos volver en bus.
El camino a Quilotoa es muy bonito, subes a más arriba de las nubes, llegando a zonas donde casi no se veía nada por la niebla, pero justo antes se ven paisajes preciosos.
El bus te deja en la carretera y tienes que andar hasta una zona poblada, llena de restaurantes y algunos hoteles creados por el punto turístico. Y la verdad es que se entiende porque es un sitio turístico, sin duda es una de las lagunas más bonitas que he conocido en mi vida. Un agua color turquesa preciosa, en un lago totalmente metido en el cráter de un volcán(el lago tiene 800 años, se creo después de la implosión del mismo) que te quita la respiración( lo que también ayuda es que este a 3814 m sobre el nivel del mar).


Mapa para ubicarnos mejor
Quilotoa desde arriba

Vista de arriba a la laguna 
Como llegamos tarde no pudimos hacer la excursión de darle la vuelta a la laguna y solo teníamos la posibilidad de bajar a la superficie de la laguna. Para el camino hay la posibilidad de hacerlo en mula o caballo por 10 $, en la bajada decidimos hacerlo normal y sin duda es un camino muy empinado, con bastante arena y piedras pero una vista preciosa.
Inicio de la caminata a la laguna
Camino hacia la laguna


























Una vez llegados a la orilla(se baja en un poco menos de 30 minutos), decidimos hacer kayak por 6 $. Sin duda es una experiencia curiosa remar por el lago(por la zona donde te dejan claro) aunque acabas bastante mojado y sucio. Una vez remado, ya con bastante hambre, decidimos comer unos plátanos con queso, los llamados maduros, a la parrilla que hacen en la misma orilla por 1 $ cada uno y Ery comió un choclo(Maíz Andino) con queso y en mi caso me compre una brocheta de carne(algo seca) que costaban 2 $ cada uno. La verdad es que no se si era por el hambre pero los maduros nos encantaron.
Foto de la laguna
Vista a Quilotoa
Kayak
Almuerzo: choclito (Maíz) y plátano (madurito)
Cuando tocaba ya subir, aunque ya entendía que no íbamos a poder llegar al bus de vuelta, Ery no tenía muchas ganas de subir andando y yo tampoco de subir demasiado tarde, por lo que alquilamos unas mulas para que nos llevasen. Conchita y Panchita, nuestras mulas, dieron una lección de fuerza(sobre todo la mía, pobrecita) subiendo las terribles cuestas que te llevaban al borde del cráter, En 50 minutos más o menos estábamos arriba, pero ya era tarde para ir en el bus normal, así que esperamos a un coche colectivo que nos llevaba por 5 $ por persona al pueblo de al lado, pero por 2$(30 $ entre 4) mas por persona nos llevo hasta Lacatunga. Me comentaron que hay algunos que cobran 40$ hasta Lacatunga, pero ese es un precio abusivo.

Panchita y Conchita 
Llegamos a Lacatunga e inmediatamente compramos un pasaje a Quito, llegando como a las 8:30 de la noche.
De allí otro taxi al hostal, donde nos duchamos y cambiamos de ropa(estábamos super asquerosos) y fuimos a "La Cleta" un bar de la Floresta donde estaba nuestra amiga Ari con sus amigos. Lo malo es que casi eran las 23 horas, que era el momento de cierre, por lo que no nos dio tiempo ni a tomar algo y, ni mucho menos, de comer algo.
 A esas alturas, teniendo en cuenta el mini almuerzo que habíamos tenido, yo me moria de hambre por lo que les pedimos a los amigos de Ari que nos llevasen a algún sitio donde ellos pudiesen seguir bebiendo y nosotros pudiésemos comer algo. Esa zona parece que no tiene mucha vida nocturna pero a esas horas, hasta las 12) está abierto un espacio llamado "La Platea" que tiene un concepto de Food Trucks, pero estables(parece que el concepto de Food Trucks en Quito no funciona por los permisos municipales) con diversos camiones con comidas como Pizza, Hamburguesas, Kebaps, comidas rápidas o tradicionales y sitios con cervezas o tragos. El espacio es muy bonito, con una decoración basada en el reciclaje con un toque Hipster/artístico interesante que estaba algo empañada por la m... de música que estaban poniendo(Hits latinos, Reggetton...). Allí nos comimos unas pizzas artesanales, que estaban mas o menos buenas pidiendo de beber, unas cervezas en mi caso y en el de Ery un Gin Tonic con hierba buena, pepino y Fresa(en un lugar con Estrella de Galicia curiosamente). De allí, como estábamos muy cansados nos fuimos a descansar despidiéndonos de Ari y sus amigos que siguieron la juerga en una casa. 
"La platea"/ Recogida de Tripadvisor
La platea / Cervezas artesanales
La platea / Gin tonic de  pepino, hierba buena y fresas